SISTEMAS TOTALITARIOS:FASCISMO, NAZISMO

La crisis  socio-política y económica que sumió a Europa la gran guerra se vio agravada por el comienzo de la revolución comunista en Rusia. Esta, a su vez, dio impulso a la radicalización de los conflictos sociales por medio de revoluciones comunistas que fracasaron, pero que dieron lugar a la aparición de nuevas fuerzas inconformes con los resultados de la guerra. Las cuales expresaban un sentimiento de temor por el avance de los partidos comunistas y por la amenaza latente de estallidos revolucionarios violentos.

 

EL FASCISMO

Aquí encontramos la cuna del fascismo. La expresión más radical del nacionalismo; un intento de responder al desafío económico e industrial de la época. Un medio para restaurar la confianza de la sociedad en las fuerzas de su nación, y una respuesta a la amenaza del comunismo a nivel nacional e internacional. Si bien su ascenso fue propiciado por la defensa que hacía de La democracia, no solo desconfiaba de ella sino que además la responsabilizó de la crisis y de las perdidas dejadas por la guerra. Una vez en el poder, el fascismo despreciara la democracia y el parlamentarismo.

El fascismo tuvo su origen como movimiento organizado en Italia, y a Benito Mussolini como su principal representante. Los fascistas surgen como un grupo de choque y combatiente anticomunista en 1919.  Cumplieron una campaña violenta durante las elecciones de 1921 a favor de los candidatos fascistas y contra los electores y candidatos de la izquierda italiana. En noviembre de ese año, se funda el partido nacional fascista, que con Mussolini a la cabeza asegura que el emperador Víctor Manuel, presionado por los efectos que entre los militares y los sectores nacionalistas tuvo la marcha sobre Roma de los fascistas italianos, le encargue el gobierno. A partir de este momento, Italia conocerá la consolidación y dictadura del fascismo.

El fascismo, que literalmente quiere decir haz o unión de fuerzas, no se convirtió en un fenómeno exclusivo de Italia. Por toda la Europa agobiada por la miseria, el desorden y el miedo, se fueron organizando grupos nacionalistas y extremistas que pretendieron constituirse en la alternativa política diferente al comunismo, a los socialistas y a los liberales sobrevivientes de la gran guerra. Se consolidaron en Polonia, Albania, Yugoslavia, y Portugal; y ampliaron sus bases sociales en Alemania en torno a Adolfo Hitler, quien en 1923 había intentado dar un golpe de estado con sus seguidores del nacionalsocialismo, en Austria, España, Polonia, Rumania, Bulgaria y los estados del Báltico. Se constituyo en una fuerza revolucionaria desde la violenta derecha, nacionalista y anticomunista.

 

LA RESPUESTA ALEMANA: EL NAZISMO

Alemania fue el país en donde la gran depresión trajo mayores cambios sociales y políticos. Allí  la democracia se hundió con la crisis, y en su lugar surgió el fenómeno más extremo y violento  de las derechas de la historia mundial: el nacional-socialismo alemán, dirigido por Adolfo Hitler. No solo recogió los sentimientos de frustración, miedo y resentimiento que la derrota de la gran guerra y el costo del pago de las reparaciones habían traído para el pueblo alemán; se sumo a ello el malestar social y la violencia que caracterizaron la crisis económica y política antes de 1933 y los sentimientos anticomunistas que animaban a sus sectores capitalistas dirigentes. Sin embargo, con el paso del tiempo, los nazis fuero  logrando el apoyo de diferentes sectores sociales de Alemania.

Hitler construyó un estado autoritario, dictatorial, racista, violento y expansionista, enemigo de los liberales y conservadores que defendían la democracia, y de los socialistas y los comunistas que alentaban la revolución marxista. Reorganizo la vida económica y social en función de la denominación del mundo en el rearme alemán y en la intervención del estado de la economía. Dos líneas primordiales guiaron la política nazi: la centrada superioridad racial y cultural alemana, que trajo la clasificación de los seres humanos en razas superiores e inferiores. La segunda giro en torno al espacio vital que el pueblo alemán necesitaba para su bienestar, desarrollo y la satisfacción de sus necesidades.

Compartir Publicación

Leave a Reply

avatar
  Suscribete  
Notificar a