Los Movimientos Campesinos en América latina

La Revolución Mexicana de 1910 fue una de las muestras más representativas de los movimientos campesino e indígena latinoamericanos, debido a su enfrentamiento con los terratenientes y el gobierno de Porfirio Díaz. Uno de los objetivos de la revolución era la repartición equitativa de la tierra. En América Central, durante los años 20 y 30, debido a la explotación de campesinos por empresas norteamericanas, surgieron grupos de lucha por la reforma agraria y contra la dominación norteamericana. Este es el caso del sandinismo en Nicaragua, de las revoluciones de El Salvador, que lideró Farabundo Martí y de las huelgas cubanas.

 El 6 de diciembre de 1928 una huelga de los trabajadores de la zona bananera del Magdalena, al servicio de la United Fruit Company, contra los bajos salarios y las malas condiciones de trabajo, fue reprimida a balazos por orden del general Carlos Cortés Vargas. Según el gobierno, hubo 47 muertos. Fueron 1500 de acuerdo con los obreros. Las consecuencias inmediatas de la masacre fueron el fin del régimen conservador y el inicio de un periodo de protesta social en Colombia. Los movimientos sociales lograron consolidar proyectos propios que, en algunos países, llegaron al poder en los años 30 y 40, por medio de gobiernos populares y populistas.

La consolidación de estos gobiernos de apoyo popular fue una de las consecuencias de la crisis del 29 y el periodo entreguerras, pues promovían la construcción de economías nacionales fuertes. En la práctica, sin embargo, los proyectos populistas fueron diversos. En México, en los años 20 los movimientos campesinos y obreros se articularon al PRI (Partido de la Revolución Institucional), y el gobierno de la revolución mexicana; su principal representante fue Lázaro Cárdenas. En argentina, Juan Domingo Perón gobernó desde 1930 y en Brasil Getulio Vargas llego al poder también en 1930, por medio de un golpe de estado.

Compartir Publicación

Leave a Reply

avatar
  Suscribete  
Notificar a