Caida del imperio romano



Caida del imperio romano

Con el ascenso al poder de Cómodo en el año 180, se iniciaba la crisis del Imperio Romano, crisis que se prolongara durante todo el siglo III y concluirá con la invasión de los pueblos bárbaros sobre Roma en el año 476 d.C. otros hechos determinantes para la caída del imperio fueron:

El asesinato político. El desmedido afán de poder que comenzó a dominar a los generales del ejercito imperial y el papel que jugaba en la elección y sostenimiento del máximo jerarca, convirtió el asesinato en la forma mas eficaz para hacerse al control del Estado; en el 192,Comodo es asesinado por la guardia pretoriana, inaugurando un periodo en el cual murieron, a manos de sus subordinados, Pertinax, Caracalla, Heliogábalo, Alejandro severo, Maximino, Aureliano y Probo, entre los mas notables.

La anarquía militar. Esta situación de inestabilidad política adquirirá su mayor agudización entre los 235 años, en que muere Alejandro severo, y 246, cuando es asesinado Probo; en 49 años suceden 26 militares emperadores; cada jefe militar organizaba un motín, marcha con sus ejércitos sobre Roma y se proclama emperador. La anarquía militar, al apoderarse del imperio, debilitaba la indispensable unidad de mando para enfrentar a los pueblos barbaros asentados en sus fronteras y estimula los ánimos separatistas e independentistas.

La economía se estanca. Para que la economía de un país o Estado se consolide y beneficie a quienes producen y consumen, se necesita que exista orden interno, libertades, estabilidad en el gobierno; al no existir ninguno de estos requisitos en la Roma imperial de siglo III d.C., la economía entro en recesión, esto es, cada vez se producíamenos en consecuencia aumentaban las necesidades alimenticias en la población; a su vez, crecían las dificultades para pagar impuestos, los cuales debían aumentarse con mayor frecuencia para atender las guerras y levantamientos permanentes, tanto de civiles como de militares.

La amenaza bárbara. Mientras la crisis politica, económica, social y militar se extendía por todo el imperio haciendo de este un territorio ingobernable, dividido en múltiples grupos armados en el que se escasean los productos, Roma se va llenando de enemigos mas allá de sus limites: en el norte los germanos (sajones, francos, alamanes) y eslavos (godos suevos); en el sur berberiscos, árabes, y etíopes, mientras en el oriente la dinastía sasánida reconstruía el poderío persa y atacaba las posiciones romanas. Las frecuentes invasiones que se presentaban desde finales del siglo II hasta bien entrado en el tercero, debilitan mucho la capacidad defensiva del imperio; cuando Alarico, jefe de los visigodos, ataca con sus ejércitos a Roma y la saque en el 410, la capital del imperio no tiene quien la proteja.

Diocleciano divide el imperio. Los problemas administrativos ocasionados por la crisis económica, el desorden general y la necesidad de contener las agresiones al territorio, llevaron al emperador romano Diocleciano a dividir el imperio en dos: oriente y occidente. Dos emperadores llamados Augusto y como en el pasado gobernarían simultáneamente. Para ello, nombro como emperador de occidente a Maximino, mientras el gobernaba en oriente; a partir de esta decisión, el Imperio Romano dejo de ser una unidad territorial, centralizada en los aspectos políticos, sociales y culturales, había empezado la disolución del mas grande imperio que conoció la humanidad en la antigüedad.

Compartir Publicación

0 0 vote
Article Rating
Suscribete
Notificar a
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments