Colonialismo e imperialismo europeo en el siglo XIX

La colonización europea inicia en el siglo XIX y continúa en los primeros años del siglo XX , ha sido explicada como el proceso mediante el cual, las potencias industriales del viejo continente utilizaron todo su poder político, económico y militar, para imponer Su autoridad en África, Asia y Oceanía y utilizar los recursos físicos y humanos que allí existían, con el objeto expandir sus negocios y su cultura.

Entre las causas del colonialismo esta  las causas demográficas, durante los años de 1870 y 1914  Europa experimentaba un fuerte aumento en su población, que junto con el desempleo y otros problemas sociales como la hambruna,  generó  oleadas de migraciones a  las colonias para poder distribuir la sobrepoblación europea, al mismo tiempo que generaba trabajo para combatir la pobreza y a su vez, hacer presencia de soberanía en los nuevos territorios ocupados

Este proceso colonizador induciría cambios en la formación cultural política y económica, tanto del imperio colonizador como el de la nación colonizada, y marcaría la Pauta por la que habría de desenvolverse la vida mundial en el siglo XX. Hacia fines del siglo XIX, la colonización europea, Y en especial, la expansión de Estados Unidos, adoptarían un carácter que sería conocido como la fase imperialista del desarrollo del capitalismo, para aludir a la presencia de fuertes monopolios económicos en el reparto del mundo y a la conformación de grandes bloques políticos qué definiría la influencia de uno u otro imperio en los países más atrasados y débiles del planeta.

Compartir Publicación

0 0 vote
Article Rating
Suscribete
Notificar a
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments