El Capitalismo

La Revolución Industrial también transformó la economía, dando paso a un nuevo sistema: el Capitalismo, que se centra en la acumulación de dinero o capital y es precisamente la fusión entre la industria y el comercio la que generará más ganancias para la época. Es tal la acumulación de riqueza que genera esta nueva actividad económica que obligó a la libertad de comercio, producción, competencia y mano de obra, antes prohibida, generando, al mismo tiempo, una nueva forma de ver el mundo y de relación entre las personas . Antes la riqueza estaba representada en grandes extensiones de tierra (los fisiócratas). Podemos definir el capitalismo como un sistema socioeconómico en el cual los medios de producción y distribución son de propiedad privada y con fines de lucro.

Con el desarrollo del capitalismo, la riqueza está representada en las fábricas, en las grandes cantidades de mercancía para vender y la tierra destinada al a gran producción agrícola. En otras palabras, en el capitalismo se busca que el dinero produzca más dinero. Esto significa que en este sistema, la acumulación de riqueza es importante, pero no para guardarla, sino para invertirla y obtener más beneficios o ganancias.

El capitalismo considera que el mercado es el mejor mecanismo para llevarlo a cabo, por ello cree necesario promover la propiedad privada y la competencia. Con el fortalecimiento del capitalismo, desapareció por completo el trueque, el préstamo sin interés, la mercancía hecha a mano y a precio justo.

Compartir Publicación

0 0 vote
Article Rating
Suscribete
Notificar a
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments