El colonialismo ingles, la dominación de la India

La colonización de la india empezó con los portugueses, cuando Vasco de Gama llego a su territorio en 1498. Durante el siglo XVI los portugueses monopolizaron el comercio de las especias, pero no pudieron llevar a cabo una colonización profunda y se conformaron con ocupar Goa, Daman y Diu. A los portugueses siguieron los holandeses y en el siglo XVII los ingleses mas los franceses, a través de sus respectivas compañías de las Indias Orientales,

Francia e Inglaterra fundaron una serie de factorías, e intentaron apoderarse de la India, rivalidad que se decidió durante el siglo XVIII a favor de los ingleses, que se impusieron gracias a la victoria en 1757 en Plasey sobre los soberanos de Bengala, aliados de los franceses, y a la derrota de Francia en la guerra de los siete años, la cual finalizo con el Tratado de Paris en 1763, que redujo la soberanía francesa en la India, a los enclaves de pondichery, chandernagor, Karikal, Mahe y Yaham, territorios que fueron ocupados por Francia hasta 1962, cuando los devolvió en definitiva a la Unión India.

Con el triunfo sobre Francia, los ingleses siguieron la colonización de la India durante el siglo XIX, dividiendo el país en estados protegidos y en territorios controlados en forma directa.

La Compañía De Las Indias Orientales De Inglaterra

En 1800 la India estaba bajo el control de la compañía de las Indias Orientales, autorizada por la corona desde 1600 para organizar el tráfico con Asia Suroriental. La compañía ejerció el monopolio del comercio así como la gestión administrativa y financiera de la India desde finales de 1858. Aunque esta compañía fue la responsable de muchas de las transformaciones sociales y culturales de la vida hindu, no fueron pocos los elementos de esta sociedad milenaria que a su paso destruyo.

La Ruina De La Economía Tradicional Hindú

La india  era un país campesino compuesto por muchas aldeas, gobernado por un consejo de ancianos. Las manufacturas eran pocas y la actividad comercial se reducía a los puertos adonde llegaban buques de muchas partes del mundo. En las aldeas se pagaba un impuesto en especie al señor local (maharajá).

A la llegada de los ingleses, este sistema campesino, diferente a la economía de mercado, fue desarticulado estableciendo el pago en dinero.

La compañía de las Indias Orientales cedió los derechos de las propiedades sobre la tierra a los recaudadores de impuestos, dándoles libertad para exigir a los campesinos más de la suma debida teniendo que endeudarse perdiendo los terrenos y los animales.

Así, bajo la protección inglesa, usureros y recaudadores se convirtieron en dueños de grandes extensiones de tierra, sustituyendo gran parte de los cultivos alimenticios por cultivos de plantación como el algodón, el yute, requeridos por la industria inglesa, situación que produjo una gran carestía de los productos agrícolas; los ingleses frenaron también el desarrollo artesanal y la industria textil, actividades fundamentales de la economía hindú.

La Rebelión De 1857

El empobrecimiento y la opresión causados por la administración de la compañía, terminaron por desatar una rebelión. En 1857 los sepoys, tropas indias al servicio ingles, se rebelaron en la ciudad de meerut, ocuparon la capital, Delhi, desde la cual intentaron instaurar el Imperio Mogol. Debido a fuertes rivalidades internas, fueron de nuevo sometidos al recibir los ingleses refuerzos de la metrópoli.

Esta revuelta llevo al gobierno de Inglaterra a disolver la Compañía de las Indias Orientales en 1858 para asumir en forma directa el control de la colonia en 1877 la reina Victoria fue proclamada emperatriz de la India. 

 

Compartir Publicación

0 0 vote
Article Rating
Suscribete
Notificar a
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments