El conflicto árabe-israelí

Durante muchos años, el pueblo judío careció de un territorio donde asentarse. A fines del siglo XlX, se produjeron las primeras oleadas de inmigrantes judíos que querían colonizar Palestina. Hacia fines de la Primera Guerra Mundial, Gran Bretaña tomó el control de la región. Para esa misma época, entabló conversaciones con representantes árabes y comprometió a apoyar la constitución de Estados árabes se rebelaran contra el dominio turco. Al mismo tiempo, Gran Bretaña respaldó la pretensión de los judíos de crear en Palestina el Estado de Israel e intento controlar la situación restringiendo la inmigración judía al territorio palestino. Desde principios del siglo XX, inmigrantes judíos habían establecido en la zona granjas agrícolas colectivas, los Kibutz.

La creación del Estado de Israel

En 1947, luego de la finalización de l guerra, la ONU aprobó un proyecto que disponía el retiro británico de Palestina y el establecimiento de dos Estados y una zona internacional en Jerusalén. Los Estados árabes rechazaron el acuerdo, que contaba con la aprobación de la URSS y de los Estados Unidos.

El 14 de mayo de 1948, cuando se producía la retirada británica, David Bengurión (primer ministro israelí) declaró el establecimiento del Estado de Israel. Inmediatamente fuerzas egipcias, sirias, transjordanas, libanesas e iraquíes invadieron la región. Israel controló y conquistó más de 75 % de palestina.

Esta superficie superaba ampliamente los territorios adjudicados por la ONU. Los territorios de Gaza y Cisjordania fueron controlados por Egipto y Jordania, y Jerusalén quedó ocupada por Jordania.

Guerra del Canal de Suez

a pesar que las hostilidades terminaron en 1949, el estado formal de guerra se mantuvo, debido a que los países árabes no estaban decididos a reconocer el estado de Israel. En éstos, poco a poco, se establecieron gobiernos cada vez más hostiles a Israel. En Egipto gobernaba Gamal Abdel Nasser (1954-1970), que propicio el combate contra Israel por parte de grupos guerrilleros, que solían utilizar la península del Sinaí (Egipto) como base de sus ataques. Francia y Gran Bretaña decidieron apoyar la intervención de Israel, con la excusa de poner fin a la guerrilla.

En 1956, Israel invadió Egipto. Este último se convirtió en aliado de la URSS, a la vez que EE.UU reforzó su alianza con Israel. Medio oriente se convirtió en otro escenario de la “Guerra Fría”.

Compartir Publicación

0 0 vote
Article Rating
Suscribete
Notificar a
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments