El vulcanismo y terremotos

 

 Tipos de vulcanismo: existen tres procesos de vulcanismo que se registran en la actualidad.

 El primero que ocurre en las cordilleras oceánicas  donde se crea nueva corteza y se expanden donde se crea nueva corteza y se expanden los fondos oceánicos.  Se presenta en todas las cordilleras y representa 75% o ¾ partes de la actividad volcánica del planeta.

 El segundo tipo de vulcanismo se encuentra asociado a las zonas de subducción en los limites de las placas tectónicas.  Alli los materiales de la placa que se sumerge descienden y se derriten, y al ser presionados atraviesan la corteza continental.

 El tercer tipo se origina en los puntos calientes que en el manto son como “plumas” en las que existen temperaturas extremadamente altas, que permanecen en una localización fija a través del tiempo y que probablemente son alimentadas por altas concentraciones de radiactividad.  Al deslizarse por encima del punto caliente, la placa tectónica va sufriendo una perforación volcánica, que forma poco a poco una sucesión de volcanes.

 

 Las partes de un volcán: el volcán se conforma por un conducto que nace en la astenosfera y que a alimenta con lava una cámara de magma (1), que es como una “bolsa” de lava  dentro de la corteza sólida.  Cuando el volcán explota construye montañas a partir del material que expulsa a la superficie, la montaña se llama edificio volcánico, este tiene generalmente un conducto central que atraviesa la montaña denominado chimenea (2) que conecta  la cámara de magma con la superficie formando un cráter (3) que es por donde expulsa la lava, las cenizas y los gases el volcán.  Algunas veces la presión del magma abre fisuras en las laderas del volcán y se pueden formar chimeneas secundarias (4).

 volcanes.jpg

LOS TERREMOTOS

 

¿Cómo se mide un terremoto?: no todos los terremotos son iguales, para valorar la magnitud de los temblores se utiliza la escala de Richter, la cual le asigna un numero al terremoto, con base en la severidad del movimiento.  Esta escala va de 0 a 10, en la que la sacudida de 9 es muy fuerte.

 Como los terremotos pueden ser grandes o pequeños y en esa medida generan daños en las construcciones del ser humano, existe una forma de medirlos, la escala de intensidad  que va desde el numeral I que significa apenas perceptible hasta el numeras XII que equivale a una destrucción catastrófica total.

 

 

 

Compartir Publicación

0 0 vote
Article Rating
Suscribete
Notificar a
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments