Formación del relieve terrestre

 Los procesos internos que construyen el relieve están directamente relacionados  con la actividad de las placas tectónicas.  De esta actividad se desprende el vulcanismo y el diastrofismo, que es el proceso de formación de la corteza terrestre-

 Los procesos de plegamiento: aunque los seres humanos sientan que el terreno donde habitan se encuentra inmóvil, lo cierto es que se mueve permanentemente por la actividad tectónica.  La magnitud y la fuerza de la actividad tectónica es tan grande que puede doblar como un acordeón capas de roca de kilómetros de longitud y de espesor.  Este proceso se llama plegamiento y las formas que resultan son los pliegues; que pueden ser sinclinales y anticlinales según su eje se encuentre arriba o abajo.

 Los proceso de fallamiento: como las fuerzas al interior de la tierra son muy grandes, algunas capas de rocano sólo se pliegan sino que se rompen por la presión y la tensión.   Este proceso de ruptura de la corteza terrestre se llama fallamiento y el plano en el cual sucede la fractura se llama falla.  Al romperse las capas de rocas se forman bloques que se mueven unos respecto a los otros.  Estos pueden levantarse, hundirse o desplazarse de lado.

 Los proceso externos: la acción de los procesos internos da como resultado una serie de formas de la corteza terrestre sobre las que procesos externos esculpen y moldean el relieve.

 Los procesos externos que construyen el relieve son el resultado de la interacción entre la superficie de la corteza terrestre y el otro conjunto de elementos como el agua, la atmosfera y la vida.  Esta interacción se encuentra dirigida por la fuerza de la gravedad del planeta.  A los elementos que esculpen desde el exterior la forma de la corteza terrestre se les llama agentes erosivos.  La acción de cada uno de estos agentes transformadores del relieve conlleva dos procesos: un primer proceso de degradación en el que los agentes descomponen las rocas, transportan sus fragmentos y desgastan el relieve.  Y un posterior  proceso de degradación, que es el resultado  del depósito y acumulación de los fragmentos transportados en el proceso de degradación. 

De esta forma, el proceso de esculpir el relieve por parte de las fuerzas internas y externas se incluye el desgaste de unas formas y la construcción de otras.

 Los agentes erosivos

 Las corrientes de agua: son un agente erosivo de mucha importancia y están conformadas por la suma del agua y la fuerza de gravedad que impulsa su movimiento.  El agua, por ser el fluido, corre hacia las zonas bajas, con su trabajo constante va excavando y acarreando material que luego deposita en la zonas planas con lo que rellena valles y forma planicies.  Además, las corrientes suelen depositar  el material mas fino en su desembocadura para conformar deltas. Los glaciares son grandes bloques de hielo que se encuentran en las partes mas elevadas de las montañas más altas o en las zonas cercanas a los polos.  Cuando estas masas de hielo se expanden excavan con su enorme peso valle y cuando se contraen, al derretirse, dejan una serie de depósitos con el material excavado.

Compartir Publicación

0 0 vote
Article Rating
Suscribete
Notificar a
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments