Guerras religiosas

 Las rivalidades entre la Reforma y la Contrarreforma provocaron un gran número de guerras en Europa entre los años 1550 y 1648. Las más importantes tuvieron lugar en los principados germánicos, donde la influencia del luteranismo era notoria.

Las divisiones entre católicos y protestantes trajeron consigo guerras y persecución, en la mayoría de los países la iglesia y el gobierno estaban estrechamente ligados. Los gobernantes no querían que sus pueblos practicaran diferentes formas de religión. Temían que si la gente no obedecía a la iglesia decidiera no obedecer al gobierno.

 

En Francia donde el rey era católico, hubo guerras civiles entre católicos y protestantes llamados hugonotes. Estas terminaron cuando el líder de los hugonotes se convirtió en rey y se convirtió al catolicismo como Enrique IV, pero en el edicto de antes de 1598 se dio libertad de culto.

 

Los protestantes delos países bajos (Holanda) se rebelaron contra los españoles, independizándose en 1609.tambien se debe mencionar la guerra de los treinta años (1618 -1648) que comenzó como una guerra entre príncipes protestantes y el emperador católico. La confrontación fue alimentada por dos países luteranos, Dinamarca y Suecia. Sin embargo, casi desde el principio, su carácter fue ambiguo; aunque desde el principio las pasiones religiosas contribuyeron a su estallido, en 1635 la guerra se convirtió en una lucha política entre las dinastías Habsburgo y Borbón, ambas católicas

Compartir Publicación

0 0 vote
Article Rating
Suscribete
Notificar a
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments