Inicios de la era napoleonica



Inicios de la era napoleonica

El directorio:

El régimen del gobierno del Directorio fue un fracaso por la corrupción, debida a la des cristianización impuesta por la Convención y a que ninguna moral racionalista o naturista había remplazado a la cristiana. Además la inflación era peor que antes de la Revolución. Los ejércitos de las monarquías europeas contraatacaban e invadían a Francia y tanto los exaltados jacobinos como los monárquicos sobrevivientes intentaban derrocar al Directorio. El Gobierno tuvo que apoyarse en el propio ejército. Entre los nuevos generales figuraba Napoleón Bonaparte, natural de la isla Córcega, de gran inteligencia y hábil estratega quien se dio a conocer por su brillante campaña de Italia (1797) en la cual gano para Francia todo el norte y centro de la península e hizo pedir la paz a Austria. Una segunda campaña fue la de Egipto, para cortar las rutas marítimas y terrestres de Inglaterra con el Oriente. Allí Napoleón no tuvo éxito pero la ciencia se benefició por el hallazgo de inscripciones jeroglíficas que permitieron descifrar la escritura del antiguo país de los faraones

El imperio:

Napoleón regreso a Francia y llamado por sus amigos participo en el golpe de estado del 18 Brumario de 1799 que derroco al Directorio y creo un nuevo sistema el consulado a cuyo frente quedaron 3 cónsules. Napoleón, nombrado primer cónsul, controlo todos los cargos y las nuevas asambleas legislativas. Su autoritarismo se consolido en 1804 cuando se hizo proclamar emperador de los franceses.

El imperio no restableció el antiguo régimen pues respeto muchos principios revolucionarios y creo una nueva nobleza formada por militares y funcionarios que alcanzaban esa dignidad por mérito no por nacimiento

Compartir Publicación

0 0 vote
Article Rating
Suscribete
Notificar a
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments