La Bolsa y los bancos

La primera bolsa que se conoce, de ámbito internacional, fue la fundada en Amberes por la familia Van der Beurs, en 1531. En la bolsa de Amsterdam se negociaron acciones, a partir de 1610, a un interés mínimo de 3,5 por ciento, y la primera emisión de obligaciones se hizo en 1672 ante las necesidades apremiantes de liquidez que implicaban los gastos de la guerra contra Francia.

En Inglaterra funciono tempranamente desde 1571, la bolsa privada de Thomas Gresham -la Royal Exchange-, que gestionaba los empréstitos estatales y las acciones de la east india Company.

Mas tarde, a finales del siglo XVII, la Exchange Alley emitió obligaciones públicas que suscribían hasta aquel momento en la Bolsa de Amsterdam.

Los bancos privados -los  Morga y Espinosa sevillanos, la Pisani y Tiépolo venecianos-, de ámbito local, desaparecieron a lo largo del siglo XVI tras las quiebras de 1575 y 1587, en las que acabaron, respectivamente, por sus arriesgadas actividades crediticias en un clima de gran inestabilidad monetaria y financiera. Entre los bancos públicos, los bancos municipales de la zona mediterránea -como los bancos de san Giorgio (genova) y el de Mesina, y las taules de valencia y Barcelona- prestaron un gran servicio financiero a las instituciones locales, por que, por su mediación, estas otorgaban créditos, compraban los granos tan necesarios para el abastecimiento y arrendaban y cobraban impuestos.

En el norte de Europa, el banco de giro de Ámsterdam  -el wisselbank-, fundado en 1609 y en estrecha relación con su hegemonico enseñoramiento de los mares, facilito los pagos de las Compañias de las indias orientales. Este básico instrumento financiero de la proeccion económica mundial de Holanda en el siglo XVII, juntamente con girobank de Hamburgo, creado en 1619, y el banco de Estocolmo, a partir de 1656, canalizaron la corriente monetaria internacional proveyendo de metales preciosos a las casas de la moneda y retirando las especies devaluadas, realizaron pagos por orden de cliente sin necesidad de intervención de moneda y emitieron monedas de banco o bbilletes convertibles siempre que reinase normalidad económica.

A finales de siglo, en 1694 y como cristalización económica de la revolución de 1688, se fundo, los planes del escoses William Patterson. El primer banco estatal -el Bank of England- con el preciso objetivo de sostener la liga de Augsburgo contra el expansionismo territorial de Francia  de Luis XIV. Con su creación, los grupos financieros concedieron al monarca un importante préstamo de 1.200.000 libras esterlinas con un interés de el ocho por ciento, pero, como contra partida, el estado le autorizó a emitir billetes, aceptar depósitos, descontar letras de cambio y comprar y vender metales preciosos. Y, aunque , tímidamente por que se estaban en la época del metalismo, el nuevo sistema de dinero -papel (los cheques), en virtud del cual se podía usar un papel especial con una matriz -chec-, se ponía en marcha, facilitando, a partir de entonces, la disponibilidad de las cuentas. Este banco de Inglaterra, se convertiría en el gozne financiero del primer imperio británico en el siglo XVIII.

Compartir Publicación

0 0 vote
Article Rating
Suscribete
Notificar a
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments