LA DICTADURA DE LOS SOMOZA EN NICARAGUA

La intervención de las tropas estadounidense y la dura situación de las clases populares motivaron la aparición, en 1926, de un movimiento guerrillero dirigido por Augusto Cesar Sandino (1893- 1934). A pesar de su inferioridad material, la guerrilla cosecho notables éxitos que forzaron la negociación,  coincidente con la retirada militar estadounidense. Sin embargo, un complot   urdido por el presidente de la republica, Lacayo Sacasa, y el jefe de la guardia nacional, Anastasio Somoza, acabo con la vida de Sandino.

Las cuatro décadas siguientes se caracterizaron  por la dictadura de la familia Somoza. Anastasio “Tacho” Somoza se adueño del país poco después del asesinato de Sandino y ocupo la presidencia en dos ocasiones (1937-1947; 1950-1956), mientras sus hombres de confianza eran colocados en los principales puestos de la administración. Durante la dictadura, la mitad de las tierras cultivadas pasaron a manos del presidente, a la vez de una minoría próxima a él controlaba las escasas industrias manufactureras y las empresas de comercio exterior, basado en algodón, que fue desplazando al tradicional sector cafetalero. En el ámbito de la política, todos los partidos y organizaciones sindicales fueron declarados fuera de la ley y se persiguió enconadamente cualquier signo de oposición. En 1956 “Tacho” Somoza murió víctima de un atentado, pero la familia se mantuvo en el poder, primero en la persona de su hijo Luis y, luego, en la del hermano menor de este, Anastasio “Tachito” Somoza.

Compartir Publicación

0 0 vote
Article Rating
Suscribete
Notificar a
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments