La Edad de los Metales

 Si bien el hombre había logrado perfeccionar cada vez más las técnicas para labrar la piedra, sus instrumentos seguían siendo toscos y su uso era limitado. Los instrumentos de piedra se quebraban y gastaban fácilmente. Para fabricar instrumentos mejores se necesitaba un material más resistente y más fácil de trabajar. En los fines del Neolítico los hombres en el Cercano Oriente descubrieron que se podía usar el cobre para la fabricación de herramientas y armas. Primero daban la forma con el martillo, luego aprendieron a fundir el cobre, vaciar el cobre en un molde y hacer instrumentos de cualquier tamaño y forma.

Más tarde descubrieron que se podía mezclar el cobre con estaño y que esta aleación, el bronce, tenía cualidades superiores al cobre puro. Durante unos 2000 años el bronce fue el metal más usado, por lo que se dio a este período el nombre de Edad del Bronce. Esta época comenzó hacia 3000 a.C. Al mismo tiempo el hombre hizo otros inventos importantes. Uno de éstos fue el arado tirado por animales que permitió abandonar el método primitivo de hacer simplemente un hoyo con un palo aguzado para plantar la semilla. Se pudo ampliar considerablemente el área de cultivo. Se empezó a construir canales y diques con el fin de repartir las aguas y proteger el campo contra las inundaciones.

Otro de los inventos importantes fue la rueda. Siempre había sido un problema transportar cargas pesadas; ahora el hombre unió dos ruedas mediante un eje y construyó los primeros carruajes. Al mismo tiempo se perfeccionaron los transportes por agua. Se inventó el bote a vela que permitió al hombre ascender por los ríos y cruzar los mares. Los nuevos medios de transporte facilitaron el intercambio de productos: nació el comercio. Los campesinos enviaban sus productos a los centros urbanos. Se empezaron a intercambiar materias primas y productos elaborados. Todos estos inventos y descubrimientos exigían o imponían una cierta especialización. Los hombres ya no siguieron siendo sólo cazadores, pastores o agricultores, sino que se hicieron comerciantes, marineros y artesanos especializados en la fabricación de armas, cerámica o herramientas. La cultura humana se tornó cada vez más diferenciada. No todos los pueblos recorrieron las mismas etapas. Algunos siguieron en la Edad de la Piedra. Algunos continuaron la vida nómade. Otros, como los japoneses, se saltaron la Época del Bronce y pasaron de la Edad de la Piedra directamente a la Edad del Hierro.

Compartir Publicación

0 0 vote
Article Rating
Suscribete
Notificar a
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments