La Era victoriana

El reino unido alcanzo su máximo desarrollo económico durante la segunda mitad  del siglo XIX, periodo que coincide con el dilatado reinado  de victoria I (1837 – 1901), la llamada era victoriana.

El reino unido se convirtió en la primera potencia mundial por el esplendor de su economía y la extensión  e importancia  de su imperio colonial, que culminó con la proclamación de la reina victoria como emperatriz de la india (1877). Inspirados en la filosofía del libre cambio, los británicos emprendieron construcciones ferroviarias, introdujeron el telégrafo eléctrico, etc.

En 1860 poseían la más extensa red ferroviaria y su flota mercante representaba el 75% del tonelaje mundial, índice ambos de su desarrollo industrial y comercial.

Políticamente conservadores (tories) y liberales (whig) se alternaban  pacíficamente en el poder y empujaban el reino unido hacia una democracia plena.

 

En 1867 una reforma electoral doblo el número de electores, pero al mismo tiempo Irlanda se convertía en el problema más acuciante para el gobierno británico. Irlanda estaba bajo el poder ingles desde el siglo XVII. Los grandes propietarios ingleses y protestantes mientras que la mayoría de la población era católica y campesina. El enfrentamiento entre ambas comunidades se agravaba por  las diferencias en la lengua y las costumbres, un proyecto de autonomía fue derrotado por el parlamento y la autonomía llegaría solo en 1914

Compartir Publicación

0 0 vote
Article Rating
Suscribete
Notificar a
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments