La reforma agraria en Bolivia

 A principios de la década de 1950. Bolivia era u ejemplo más de sistema latifundista latinoamericano. La distribución de la tierra era muy desigual; el 4.5% del total de las propietarios rurales tenía el 70% de la propiedad agraria, mientras que el 90% de los campesinos e indígenas apenas poseía el 30% de las tierras cultivadas, mientras los primeros estaban vinculados al mercado externo ,los campesinos al mercado interno. debido a esta situación. Bolivia vivió una profunda conmoción social a causa de las ocupaciones de haciendas por parte de los campesinos.

En 1952 el movimiento nacionalista revolucionario (MNR) tomo el poder por las armas. Un año después, el 2 de agosto de 1953 el gobierno del MNR firmó el decreto de reforma agraria. Este decreto permitió la expropiación de los latifundios (grandes propiedades explotadas extensa e intensamente) Mediante este instrumento se entregó la tierra  a los trabajadores del campo, sobre todo en las regiones del altiplano y los valles y legalizo la liberalización de la mano de obra rural indígena. Así, los colonos de las haciendas pueden convertirse en los propietarios de las parcelas en las que habían trabajado y las comunidades ven confirmados sus tradicionales derechos. Además con el objetivo de homogeneizar  a la sociedad boliviana, borrando en el discurso los restos de la sociedad estamental, los indígenas pasaron a ser llamados oficialmente campesinos

Compartir Publicación

0 0 vote
Article Rating
Suscribete
Notificar a
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments