La Revolución de 1905

 En 1905, se produjo una fuerte revuelta política, en contra del zar Alejandro II, Las causas de esta revolución son varias; entre ellas, se destaca el hecho de que la organización obrera de la más importante planta metalúrgica de Moscú, dirigida por un joven sacerdote(pope) de apellido Gapon,  Pretendía hacerle llegar una serie de peticiones: convocatoria de una asamblea constituyente, mejoras salariales, jornada de ocho horas, libertad de sindicación, etc. los obreros iniciaron una marcha hacia el Palacio de Invierno, la residencia oficial del zar en Moscú, donde fueron masacrados por las tropas del ejército. Esto sucedió el 9 de enero de 1905, en lo que se conoce como  el “domingo sangriento”.

 

 A partir de este hecho las huelgas se extendieron por todo el imperio y durarían aproximadamente hasta 1907. Se afirma que tan sólo entre los meses de abril y mayo el número de huelgas pasó de 80.000 a 220 000. En esos mismos meses, no sólo los trabajadores protestaron, sino que también lo hicieron muchos de los pueblos que habían sido dominados por el Imperio Ruso.

Para colmo del zar, la guerra que se había desatado entre Rusia y Japón desde 1904 fue perdida por el ejército ruso en mayo de 1905, con lo que el desprestigio del gobierno se acrecentó. A la par, En junio de 1905 la marinería del acorazado Potemkin, anclado en el puerto de Odessa (Mar Negro), se sublevó contra sus oficiales, iniciativa que se extendió a otras unidades de la marina y del ejército. En este momento los antiguos partidos políticos actuaron de acuerdo con sus ideas: algunos recrudecieron sus ataques terroristas (asesinaron  al gobernador general de Moscú, el gran duque Sergio). La clase media rusa de principios del siglo XX luchó activamente por transformaciones en el gobierno, sin que esto representara necesariamente ir contra el zar. 

Otros seguían luchando por la entrega de la tierra a los campesinos más pobres, tal es el caso de la Unión Campesina de Toda Rusia, fundada en 1905. Otros más, como el Partido Obrero Social Demócrata Ruso, se organizaban con los obreros de las imprentas y de los ferrocarriles que, lanzándose a la huelga, paralizaron las comunicaciones del país. Pero no sólo las clases populares se manifestaron en este movimiento: pronto, también los latifundistas, a través del Partido Octubrista , y los propietarios de empresas rusas, por medio del Partido Demócrata Constitucionalista) expresaron sus intereses en la contienda política contra el zar.
 

Compartir Publicación

0 0 vote
Article Rating
Suscribete
Notificar a
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments