los sumerios

El crecimiento de las comunidades rurales entre los ríos Éufrates  y Tigris (Mesopotamia), así como en el Valle del Nilo (Egipto) del Indo (Pakistán) y el Yang-tse (China), Promovió el crecimiento de sociedades urbanas.

Una de más grandes fue el Obeid, que al parecer se desarrolló en el año 4000 a.C. en la cabecera del golfo pérsico. Fue una comunidad que aprendió a conservar y administrar el agua y a decorar la cerámica con  elementos geométricos. También utilizaron la rueda de alfarería y el ladrillo, así como instrumentos de cobre. De manera esporádica se formaron otros asentamientos en las regiones septentrionales de Mesopotamia, uno de los cuales dio origen a la histórica sumeria.

Es un hecho Indiscutible que los primeros humanos que habitaron la tierra de Sumeria aprendieron no sólo cómo hacer crecer el grano o obtener cosechas, sino también cómo controlar los ríos, distribuyendo el agua mediante zanjas y canales en épocas de escasez, y construyendo presas y canales de  desagüe para proteger los campos de las inundaciones. El desafío del   medio, así como la necesidad de la mutua cooperación para hacer buen uso del abastecimiento de agua, debieron de actuar como estimulantes que ayudaron a crear la civilización que allí surgió. En Sumeria la gente construyó casas con ladrillos de barro y, aunque su prosperidad tuvo un desarrollo lento, fueron creando una civilización cada vez más firma y desarrollada.

A través de la historia de Sumeria, el poder y la riqueza se desplazaron de una ciudad a otra. Hacia el año 3000 a.C., Uruk gozó de gran prosperidad, con un complejo de santuarios templos que llegaron a alcanzar las dimensiones de una catedral gótica. En su parte exterior estaban decorados con conos de diversos colores incrustados como clavos formando bandos de color. Sepultados entre las ruinas de estos templos se han encontrado figuritas de animales, de plata y cobres bellamente trabajados, recipientes de piedra con incrustaciones, y muchos otros objetos de piedra tallada que eran probablemente el producto de artesanos que trabajaban para el templo. La deidad más importante de Uruk era la diosa Inanna, representada en un enorme vaso de piedra profundamente decorado. De esta ciudad procede también el primer fragmento conocido de lo que debió de ser una escultura de tamaño natural: una cabeza de mujer de asombrosa naturalidad, quizás una sacerdotisa.

Pero lo más importante y significativo y de la cultura sumeria es la escritura. De Uruk proceden los primeros escritos que se han conservado. Una primitiva forma de escritura, grabada, menciona lista de objetos domésticos y trata del comercio en torno a los templos. Son reconocibles a primera vista signos que identifican cabras, cerdos y bueyes, arados y embarcaciones, y muchos otros enseres indispensables para la economía agrícola. No es posible precisar el tipo de lenguaje usado por aquellos primeros escribas; Sin embargo, el método muy pronto desarrollado por éstos para indicar la pronunciación de esos signos, permitió la identificación de un lenguaje propio.

Los primeros ejemplos de escritura fueron dibujados, pero ya desde el año 2000 a.C. se empleó un método más rápido que permitió reducir el elemento pictórico del signo y facilitar el proceso se escritura. Las composiciones pictóricas se transformaron en grupos de líneas en forma de cuñas, llamadas cuneiformes.

 Las excavaciones arqueológicas de Ur revelan la existencia de escuelas donde se aprendía a leer mediante la memorización de largas listas. Además del idioma, los sumerios aportaron otros conocimientos, como el trabajo de los metales, y su maestría en l os artes del riego y la agricultura, que sentaron las bases económicas para la prosperidad de Mesopotamia durante Milenios.

 

 

Compartir Publicación

0 0 vote
Article Rating
Suscribete
Notificar a
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments