organización político – administrativo en las colonias

Las indias (nombre que oficialmente continuo dando España a sus colonias americanas) fueron gobernadas por los monarcas de manera autoritaria y centralizada. Incluso se consideraban propiedad personal del rey

Órganos radicados en la metrópoli

El consejo de indias: lo integraban un presidente y varios funcionarios, era la máxima institución de gobierno colonial; entre sus funciones estaba, la elaboración  de leyes, administración  de justicia, proponía nombramientos de funcionarios coloniales.

Casa de contratación de Sevilla: controlaba todo lo relativo al comercio y transporte con las indias (control de pasajeros que venían a américa y barcos que zarpaban o atracaban en américa, asegurar  protección a las naves; fiscalizar que el quinto real fuese pagado al monarca. Era también un centro de investigaciones geográficas del nuevo mundo, donde se levantaban mapas y se fijaban las rutas marítimas.

Gobernantes y organismos establecidos en las colonias

Virrey: representante personal del rey con poderes políticos, militares, administrativos y jurisdiccionales sobre grandes territorios pacíficos y prósperos. Los virreyes eran escogidos entre los miembros de la nobleza española y su mando solía durar 5 años. Era el presidente de la audiencia. Podía cubrir los puestos civiles y eclesiásticos (muchos de ellos  pertenecientes al clero).

Real audiencia: fueron altos tribunales de justicia, integrados por oidores y un fiscal. Asesoraban al virrey e incluso compartían funciones

Los cabildos: llamado también consejo municipal o ayuntamiento, eran elegidos por los vecinos de cada villa recién fundada, era el puesto político al cual los criollos podían aspirar. Entre sus miembros hubo dos alcaldes ordinarios y un número variable de regidores (seis en Santiago). Entre éstos últimos se distinguían los que lo eran por derecho propio, como los oficiales reales, que vivían y ejercían sus cargos en la respectiva ciudad, y los que eran designados, ya sea por elección o por compra del cargo.Los alcaldes eran los brazos ejecutores de este cuerpo colectivo. Además estaban los funcionarios auxiliares, como: el fiel ejecutor (controlaba los precios, pesos y medidas de artículos), el procurador de la ciudad (representaba los intereses generales de ésta), el alférez real (portaba el estandarte del rey en procesiones y otros actos públicos), etc.  Más, en cuestiones de alta trascendencia, la institución se ampliaba con los vecinos de mayor relevancia a  un cabildo abierto.

 

Los llamados Cabildos abiertos eran reuniones que se celebraban extraordinariamente cuando algún hecho especial así lo requería, y podían asistir a ellos los vecinos invitados

Capitanías generales y gobernaciones: Las capitanías generales fueron territorios dirigidos por un jefe militar que desarrollaba el poder civil y judicial. Durante la Colonia eran cuatro capitanías generales: Santo Domingo, Guatemala, Venezuela y Chile.

Por último, las gobernaciones eran gobiernos creados en territorios ya pacificadas. El poder lo ejercía el presidente de la Real Audiencia, como era el caso de Ecuador y Bolivia.

Compartir Publicación

0 0 vote
Article Rating
Suscribete
Notificar a
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments