Unificacion alemana e italiana

Con los levantamientos de 1848 terminaron las oleadas de las revoluciones  burguesas, que dejaron triunfante al liberalismo y heridas de muerte a las monarquías absolutistas. El tiempo era ya para las monarquías constitucionales y el dominio de la gran burguesía.  Sin embargo, dos extensas regiones  de Europa todavía debían resolver la cuestión de su unidad nacional. Durante los veinte años siguientes, Italia y Alemania pusieron fin a la división que las comprometía como potencias y dificultaba su ingreso a la revolución industrial.

La unificación Italiana se concretizó entre 1859 y 1861. Tras las revoluciones burguesas, solo el reino de Cerdeña- Piamonte contaba con régimen constitucional. Este fue el punto de partida para la unificación de los otros seis Estados italianos. Víctor Manuel ll, Camilo Cavour y José Garibaldi fueron los principales actores en este proceso, iniciado con la incorporación a Saboya de Lombardía, mediante la guerra contra Austria, que facilitó la anexión de los otros territorios con príncipes austriacos por plebiscito, como también sucedió con varios de los estados pontificios.

Garibaldi invadió a Nápoles y a Sicilia y en 1861 se proclamó el reino de Italia y a Víctor Manuel  como su Rey. La unificación terminó de 1886, cuando Italia Recuperó a Venecia de los austríacos, y en 1871, cuando Víctor             Manuel se tomó a Roma y el Papa Pío lx no tuvo otra alternativa que refugiarse en el Vaticano.

El proceso de unificación alemana fue diferente. Este obedeció a la Hegemonía prusiana y a su poderoso ejército y no a la acción de los liberales. La unidad política estuvo precedida por la economía, gracias a la unión Aduanera (Zollverein) de 1819 entre los estados Alemanes. Un importante crecimiento industrial y el desarrollo de las vías de comunicación favorecieron a Prusia en sus pretensiones sobre Austria, que tenía la ventaja de presidir la confederación Germánica. El canciller de Guillermo y I, Otto von Bismarck, nombrado en 1861, fue el cerebro del proceso de unificación bajo el liderazgo prusiano. Con el apoyo de los industriales del rin y del ejército, Bismarck venció a los daneses (1864), a los austríacos (1866) y a los franceses (1870), convirtiendo a Guillermo l en emperador de Alemania.

 

Compartir Publicación

0 0 vote
Article Rating
Suscribete
Notificar a
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments