Los Talibán

En 1995, surge el grupo armado Talibán («estudiosos del Corán » en persa.  De modo específico, designa a aquel que se instruye en ciencias islámicas en una “madraza” o escuela.    ),las motivaciones por la cual surgiria en el sur de Afganistán seria por dos razones:
el fracaso de los modelos surgidos del nacionalismo árabe y de las consecuencias que tendría el fin de la Guerra Fría. Estos guerrilleros, formados en Pakistán, tenían por objetivo crear un gobierno islámico unido en Afganistán. Desde su proclama, los principales líderes conformaban una «alianza integrista-comunista», que atentaba contra el Islam.

Pakistán, Arabia Saudita y Estados Unidos apoyaron la intervención del ejército Talibán. En setiembre de 1996 cayó en sus manos Kabul, al tiempo que el gobierno se dirigía al norte del país. Mohammed Omar Akhunzada (Mullah Omar) fue elegido en abril de 1996 como «Comandante de los creyentes» en los territorios de los Talibán. En junio de 1997 se formó el Frente Islámico Nacional Unido para la Salvación de Afganistán, más conocido como Alianza del Norte (AN) o Frente Único, mayoritariamente compuesto por facciones tadzhikas, uzbekas y hazaras.

Durante su gobierno, los talibanes destruyeron miles de obras de arte, muchas de sus creencias son basadas en una estricta versión de la Sharia. Donde uno de los principales intereses del movimiento es crear ambientes seguros, lugares en los cuales la castidad y la dignidad de las mujeres fueran sacrosantas, se le obligo a  vestir burka en público, un tipo de vestimenta que oculta por completo la presencia de la mujer. No tienen permitido trabajar ni estudiar después de haber cumplido los 8 años, lo cual solo les permitía tener una educación básica.

El 7 de octubre de 2001 con la «Operación Libertad Duradera» del ejército estadounidense y la «Operación Herrick» de las tropas británicas para invadir y ocupar el país asiático, fue emprendida en respuesta a los atentados del 11 de septiembre de 2001 en Estados Unidos. Esta justificación y la llamada «Guerra contra el terrorismo» solo fueron pretextos para desatar una ola de dominación mundial por parte de Estados Unidos. Numerosas pruebas ponen en duda que el ataque de los atentados del 11 de septiembre haya sido producto de un ataque externo.

Compartir Publicación

Leave a Reply

avatar
  Suscribete  
Notificar a