Religión Persa

En cuanto a la religión, los persas eran originariamente politeístas y sus dioses estaban asociados con los fenómenos naturales, con funciones sociales, militares y económicas y con conceptos abstractos, como la verdad y la justicia. Hacia el año 600 a.C., el gran profeta Zoroastro (Zaratustra, en occidente) predicó en el noreste del Irán y su mensaje introdujo cambios en la religión irania. Zoroastro afirmaba la necesidad de que el hombre actuara con justicia, dijera la verdad y aborreciera la mentira.

Su religión era, en esencia, dualista, pues afirmaba el conflicto eterno entre la verdad (Arta) y la mentira (Druj), conceptos abstractos que se convirtieron casi en personificaciones. La historia de la religión persa estuvo marcada por quienes intentaron seguir las enseñanzas de Zoroastro y por aquellos que se aferraban a las creencias y prácticas religiosas indo- iranias más tradicionales. Finalmente, el Zoroastrismo salió triunfante de esta lucha e impactó hasta en el grupo gobernante. Se desarrollaron rituales como los sacrificios de animales, en los que se permitía tomar bebidas alcohólicas (Haoma). El fuego era elemento ritual por excelencia dentro del culto, ya que simbolizaba la verdad. Respecto de las creencias de esta religión, ya mencionamos que poseía un carácter dualista, y por esta razón se cree en dos dioses contrarios: Ozmard, el del bien, y Ahriman, el del mal.

Cada uno de ellos, era ayudado por genios bienhechores o malévolos. El mundo, según esta visión, se transformaba en el campo de batalla donde combatían el bien y el mal. Para salvarse, al hombre le correspondía contribuir con buenas acciones al triunfo de Ozmard (mediante la prosperidad de su casa, su rebaño, su mujer, etc.). Ahora bien, cada hombre poseía en esta lucha un ángel de la guarda que lo protegía del mal mientras vivía, ya que cuando llegara la hora de su muerte, sus acciones serían balanceadas, y decidirían si mediante sus actos era merecedor del Paraíso o el Infierno

Compartir Publicación

Leave a Reply

avatar
  Suscribete  
Notificar a