El Atlantico

Es el océano que separa América, al oeste, de Europa y África, al este. Se extiende desde el océano Glacial Ártico, en el norte, hasta el océano Antártico, en el sur. Es el segundo océano más extenso después del Pacífico. Ocupa el 20% de la superficie del planeta y el 26% del total de tierras sumergidas.

El Atlántico tiene forma de letra “S”. Su superficie es de 106,5 millones de km² incluyendo sus mares marginales (incluso el océano Ártico) si se los excluyen comprende 82,4 millones de km². Su volumen de agua es de 354,7 millones de km³ si se cuentan los mares adyacentes o 323,6 km³, si no se consideran. El ancho del Atlántico varía desde los 2.848 km (entre Brasil y Liberia) a los 4.870 km (entre Estados Unidos y Marruecos). Su máximo ancho es de 11.800 km en un recorrido que va desde el Golfo de México hasta Georgia en las costas del mar Negro. Se comunica artificialmente con el Pacífico por medio del canal de Panamá y con el Índico con el del de Suez.

 Al SE, se une con el océano Indico, convencionalmente, por el meridiano de 20º E y al SW por el meridiano que une al Cabo de Hornos con la Antártida en las agua del pasaje de Drake. Las cordilleras marinas situadas entre la isla de Baffin, Groenlandia y Escocia se han establecido, de modo convencional, como el límite entre el océano Glacial Ártico y el Atlántico Norte. Al este, el estrecho de Gibraltar forma el límite con el mar Mediterráneo; al oeste, el arco formado por las islas del Caribe lo separan del Mar Caribe. La principal característica del fondo marino del océano Atlántico es una gran cadena montañosa submarina que lo atraviesa de norte a sur, denominada dorsal mesoatlántica la cual se forma en el límite de cuatro placas tectónicas: Euroasiática, Norteamérica, sudamericana y africana. La dorsal se extiende desde Islandia al norte hasta los 58° sur; el ancho máximo es de 1600 km, aproximadamente. La profundidad del agua sobre la dorsal es inferior a 2.700 m; algunos picos sobresalen formando islas. El Atlántico ha sido explorado extensivamente desde los primeros asentamientos humanos fundados por los vikingos, los portugueses y los españoles de los que se destaca Cristóbal Colón. A partir de estos descubrimientos se establecieron nuevas rutas comerciales convirtiendo al Atlántico en la principal vía de comunicación Euroamericana. También es sede de numerosas exploraciones petrolíferas como los Grandes Bancos de Terranova, la plataforma continental en Nueva Escocia, el Banco de Georges en Capo Cod, los Bancos de Bahamas, las aguas alrededor de Islandia, el mar de Irlanda, el mar del Norte y los Bancos de las Malvinas. Se destaca la riqueza pesquera que lo caracteriza y que le otorga gran valor comercial.

Compartir Publicación

Leave a Reply

avatar
  Suscribete  
Notificar a