Teorías sobre el origen del hombre

La generación espontánea :Según esta teoría, la vida se origina a partir de la materia inerte, es decir, la materia sin vida. Esta explicación surgió porque las personas observaron que, por ejemplo, las lombrices surgían aparentemente del barro, de la carne en descomposición surgían las moscas o de la ropa sucia, las bacterias. Francisco Redi comprobó que esta explicación estaba equivocada cuando colocó carne en descomposición en varios recipientes; unos recipientes los cerró herméticamente y los otros los dejó destapados. Luego de un tiempo, en los recipientes destapados aparecieron larvas y seguidamente se transformaron en moscas; entre tanto, en los frascos herméticamente sellados no se produjo ningún cambio, incluso meses después no sucedió nada. Redi demostró que, en los recipientes destapados, las moscas pusieron huevos y de allí nacieron las larvas.

El evolucionismo: El zoólogo y paleontólogo francés, Jean Baptiste Lamarck, vivió en el siglo XVIII y planteó que las especies existentes provenían de otras especies antiguas que se habían extinguido. A esta teoría se le dio el nombre de evolucionismo, y en sus inicios expuso argumentos sobre la evolución de la especie no sobre el origen, pues consideraba válida la teoría de la generación espontánea.

El naturalista inglés Charles Darwin, quien vivió en el siglo XIX, fue defensor del evolucionismo y planteó que la vida se dio después de pasar por muchas etapas, vinculadas a la formación del planeta. En el proceso de formación de las montañas y de los volcanes, se emanaron vapores y gases que conformaron la atmosfera primitiva, compuesta de hidrógeno, helio, anhídrido carbónico y vapor de agua. Con estas condiciones era imposible el desarrollo de la vida, pero hace aproximadamente 3.500 millones de años, fuertes precipitaciones, cambiaron la atmosfera (la cual ahora tuvo oxígeno en sus componentes); se formaron los lagos y mares. En esas aguas aparecieron bacterias unicelulares, que fueron los primeros organismos vivos, y luego en estas aparecieron las primeras células eucariotas, las cuales tienen la facultad de reproducirse sexualmente, es decir, de intercambiar información genética.

Las especies se reprodujeron, se multiplicaron significativamente, evolucionaron y colonizaron las tierras emergidas. Las características físicas de estas especies les permiten respirar y desplazarse fuera del agua. Al principio, en las tierras emergidas, abundaron los insectos y anfibios. Los reptiles comenzaron a reproducirse fuera del agua, depositaron los huevos y de ellos nacieron numerosos descendientes, que empezaron a mover la cabeza lo que facilitaba la consecución de la comida y las confrontaciones entre animales de la misma especie o de otras especies. Posteriormente, los animales que dependían del agua (por efectos de un nuevo cambio climático) desaparecieron, mientras los bosques y los pantanos dieron paso a los desiertos y las montañas. Este cambio favoreció a vida de los animales terrestres, los insectos y reptiles.

Compartir Publicación

Leave a Reply

avatar
  Suscribete  
Notificar a